Centenario de la Ordenanza del H.C.D. Nº 80. “Luz eléctrica para San Justo y Ramos Mejía.” (16 de diciembre de 1911)

image001

Usinas de la época.

En medio de temor y desconfianzas, el uso de la energía eléctrica para el alumbrado público de nuestras ciudades, se fue abriendo paso en medio de algunos éxitos y fracasos a partir de 1882. Don Torcuato de Alvear, terminaría por aquellos años rechazando una oferta, el mismo había dado un permiso oficial verbalmente al Sr. Walter Cassels de la empresa Brush Electric de EE.UU., para una demostración, que no lo convencería.

El empeñoso Sr. Cassels, fue entonces invitado por el Gob. de Buenos Aires, don Dardo Rocha y allí si pudo tener eco, e instaló la primera Usina y 200 focos de dos mil bujías, convirtiendo a la capital bonaerense en la primer ciudad sudamericana alumbrada a electricidad y con la primer central eléctrica del país (1886) y de allí se extendería al uso de domicilios particulares. La ciudad de La Plata paso de allí a estrenar también el primer tranvía eléctrico en 1892. Esto sin duda comenzó a generar un auge por la electricidad, que pronto se extendería por todas las grandes ciudades del país.

Nos cuenta nuestro amigo, don Enrique Viglione, que 20 años después comienza en nuestro pago la actividad por la llegada de la electricidad. Varios vecinos son citados a la Municipalidad, en diciembre de 1903, a fin de discutir un proyecto elevado por la empresa “La Teutonia”, que al parecer no prospero. Para 1907 se realizan reuniones de vecinos en la Sociedad de Socorros Mutuos de Matanza( el “Viejo Cabildo”, tal cual lo refleja el diario “La Prensa” de la época, tendiente a instalar una Usina Eléctrica, con el objeto de alumbrar de este modo los pueblos de San Justo y Ramos Mejía. Aquel movimiento vecinal cobró forma en un “directorio” integrado por los señores: Amadeo Viglione, Francisco Aquavella, Carlos H. Pizzurno, Justo Villegas (hijo), Augusto Fages, Pedro Hegui, y Domingo País. Contando para la instalación de dicha Usina, con un lote de terreno donado por el Sr. Felipe Larumbe.

image004

Recortes de “La Prensa” de 1907. (Familia Viglione)

Era 1910, Centenario de la Patria, y el Ingeniero Jorge Newery, funcionario de la ciudad de Bs.As., deslumbraba a propios y extraños con la renovada iluminación de la Av. De Mayo, algo que de seguro habrá despertado nuevos entusiasmos y así llegamos en La Matanza a 1911, año en que finalmente se le da forma a la Ordenanza Nº 80, del H.C.D. que propone definitivamente” la provisión de Luz Eléctrica a los pueblos de San Justo y Ramos Mejía.” Era secretario del H.C.D. don Luis Nicora, Vice Pte. don José María Ezcurra, bajo la intendencia de don Gabriel Ardoino.

Esta Ordenanza, contaba con 31 artículos, que culminaba con la decisión de publicar el pliego de condiciones, en “La Prensa”, “La Nación” y “ El Diario de la tarde”, periódicos claves de la época. En su articulado se desarrollaban detalles que tenían que ver en el 90%, con el alumbrado público sobre todo, que era la punta de lanza, para la instalación de la novedad. Años después, la llegada de electrodomésticos, desataría un vértigo que aún continua con una velocidad y variedad increíble.

Ordenanza Nº 80- 16 de diciembre 1911

image006

Avisos de los años 40

image008


Es cierto que aquella ordenanza, no encendía un foco ese día, es recién a partir de 1916, que aparecen en los presupuestos, en el gasto de alumbrado

“…Compañía de Electricidad………………..$ 2.000.

“Continuando aún con gastos de…”Kerosene, mechas y farolero, en Tablada y Las Villas…”

Sin embargo aquella ordenanza, hace 100 años, mostró la firme decisión de poner a nuestro distrito a tono con los tiempos y la modernidad, de la luz eléctrica.

certificado-brushaccion-brush-electric

Bibliografía: Digesto Municipal (1886-1940)

Memorias de San Justo. Enrique Viglione.

Por Adolfo “Fito” Correa.