Hace 100 años, llegaban a San Justo las Hermanas Dominicas. (Parte II)

image0021

Como decíamos en la parte anterior de este relato, la llegada inicial propiciada en 1911, se frustro, sin embargo el empeño de la Congregación por llevar adelante esta feliz iniciativa, encontró su continuidad, con la compra de una casa frente a la Plaza de San Justo, en la calle Villegas 765 (hoy 2400) y toda la fuerza puesta en ello. En carta dirigida al Obispo Diocesano, don Francisco Alberti, el 20 de diciembre de 1923, a poco de comprar aquella casona, la Priora General, Sor Imelda Zapata, ya está solicitando el permiso…” para trasladar con todas sus gracias y privilegios, al colegio que bajo el titulo “El Niño Jesús de Praga”, que tiene esta Congregación en Villa Luzuriaga, al pueblo de San Justo…donde llevara el nombre de “Colegio de Santa Rosa de Lima”.

image004

No tardo demasiado él Obispado de La Plata en contestar. El 30 de enero de 1924 el Vicario General Claudio Burdet , ya contestaba por la positiva, autorizando aquel traslado que comenzaría una nueva etapa. La compra de la casona debió esperar más de 15 largos años en poder escriturarse a nombre de la Congregación. En tanto esta entidad gestionaba su personería jurídica, se realizo la escrituración a nombre de un particular y un contrato de locación que legalizaba su funcionamiento. La autorización del Concejo Provincial de Educación llegaría en mayo de 1925 y de ese modo todo estaba encaminado para que en marzo de 1926, con aquella modesta aula de 20 alumnos, todo diera comienzo y tuviera esta continuidad que a todos nos asombra 85 años después.

San Justo era por entonces un pueblo con una vieja casona por municipio, que no contaba con calles asfaltadas, escasos medios de transporte, recién había recibido la bendición de la luz eléctrica y todo esto está reflejado en la carta de recomendación de compra, por parte de la empresa Pini y Coria que acompañaron aquel emprendimiento…”En cuanto al precio de $ 30.000, si bien su valor representa actualmente $ 46.000, incluso el terreno, hay que tener en cuenta que es un pueblito que por no tener mayores vías de comunicación, los valores de las propiedades son siempre más bajo del valor positivo. Así que el precio de $30.000 es su máximo que se puede pagar”.

Hablamos del San Justo de los 5000 habitantes, bajo la autoridad  de don José Tasso y de su sucesor, don Carlos Canda, y la Parroquia de los Santos Justo y Pastor a cargo del Pbro. Eduardo Ricciardi.

image006

Esta foto, que presumimos de los primeros años de la década del 40, nos muestra que hubo etapas de Colegio mixto previas, para luego pasar a ser una escuela solo de niñas, hasta que en 1991, vuelve a ser un Colegio mixto, primaria al inicio, secundario luego, hasta nuestros días. Mucho ha transcurrido desde aquellos primeros  tiempos, de aquellos originarios 20 alumnos a los más de 1.000  de nuestros días, ampliaciones, nuevas instalaciones y comodidades.

El próximo 30 de agosto, la conmemoración de Santa Rosa de Lima, encuentra a la Congregación de las Hermanas Dominicas, con dos festejos especiales. El de cumplir 100 años de presencia en el seno de nuestra comunidad con todo éxito y la tan ansiada recuperación de la imagen del Niño Jesús de Praga, extraviada en aquella primera iniciativa truncada a principios de los años 20, en Villa Luzuriaga.

Un afectuoso reconocimiento a esta querida institución y en especial a las Hermanas Clementina y Ángela, que facilitaron nuestra investigación.

Bibliografía: Archivo del Colegio Santa Rosa de Lima

Revista JUREC San Justo, Año 5-Nº 11

Por Adolfo “Fito” Correa-