Esta si que es…Una Banda!!

banda1

Como todo pueblo que se precie de tal, también San Justo tuvo su Banda Municipal, y su glorieta en medio de la Plaza Mayor, donde ejecutaba sus acordes, mientras los sanjusteros ensayaban su “vuelta al perro”, a ver que pasa y los niños corrían y jugaban despreocupadamente.

 

Presumimos que la historia de la Banda Municipal, no debe haber sido fácil, y lo digo de este modo, pues los datos con que contamos son escasos, en la mayoría de los casos relatos orales, anecdóticos y porque una de las primeras referencias que encontramos de manera oficial es en la Ordenanza N° 82 del año 1912, y en su articulo primero dice…

“Autorizar al Señor Intendente, el abono de la suma de novecientos pesos moneda nacional que se adeudan hasta el 31 de diciembre último, a la Sociedad Peticionante como subvención a la Banda de Música…”

Es decir, en la primera mención que se hace a la Banda, ya arrancan con un reclamo de deuda atrasada.

 

En alguno de los relatos del Prof. Corso, se refiere a ella, como a “ la Banda de Grazioli”, parecería ser que era el líder musical del grupo, también nos ha mencionado el “Profe”, que alguna vez  la Banda en su plenitud, se traslado a Lujan, a pedirle a la Virgen, por su trabajo…y por el cobro de su salario.

 

Una segunda Ordenanza N° 191 del año 1926, es un poco más esperanzadora y dice en su único artículo…

“Autorizase al D. Ejecutivo para contratar una banda musical a los efectos de realizar retretas en las plazas de San Justo y Ramos Mejía una vez a la semana, durante los meses de Noviembre y Diciembre del año en curso, invirtiéndose hasta la suma de ( $ 2000) moneda nacional que se tomaran de Rentas Generales….”

Es decir, en este segundo caso parecería asegurado el cobro, solo que, con trabajo temporal, con lo cual el sostenimiento de la banda se convierte en una actividad… casi vocacional.

 

En fin vemos que la vida de la Banda Municipal, nunca ha sido fácil. Finalmente reproducimos una anécdota recordada por el Dr. Enrique Viglione en la que nos cuenta lo complicado de los ensayos de la banda, nos habla don Enrique de una fiesta del 9 de julio y dice… “Fue entonces cuando el director de la misma, dirigiéndose solemnemente a sus integrantes les dijo…Muchachos vamos a interpretar  el preludio al acto tercero de la opera Lohengrin de Wagner, pero si por cualquier cosa nos llegamos a perder…nos encontramos todos en la Marcha de San Lorenzo”

 

Desde estas paginas del CEHLAM, el recuerdo más afectuoso a todos y cada uno de los que por años integraron e integran la Banda Municipal, reconociendo las vicisitudes por las que desde siempre atravesaron.

 

Bibliografía: Digesto Municipal 1886-1940

                     Memorias de San Justo. E. Viglione

Foto: Archivo C.E.H.L.A.M.

Por Adolfo “Fito” Correa.