Archivo de Marzo de 2011

Centro Deportivo Huracán de San Justo y sus 90 años.

Jueves, 31 de Marzo de 2011

primer-equipo-huracan

Primer equipo de futbol de Huracán de San Justo (1921)

En el año 1971, el Centro Deportivo Huracán de San Justo, cumplía sus Bodas de Oro y junto a los festejos propios del 50 aniversario, encargó a uno de sus socios la redacción de un folletín que reseñara la historia del club, este hombre fue Delfor Soto, socio y deportista del club, a la vez Concejal del HCD por el PJ, desaparecido por la dictadura, el 21 de agosto de 1976, a quien recordaremos siempre con el afecto que él y su familia se merecen y él nos ayudará en este recordatorio.

San Justo en 1921, era un pueblo con algo más de 3000 habitantes, que tenía como único lugar de reunión, fuera de los boliches, el Viejo Cabildo, de la calle Tucumán al 700, (hoy Perú al 2400), donde se realizaban desde reuniones que decidían obras para el pueblo, hasta jornadas pugilísticas. Más tarde en 1919, nacería el Club Social, que en general reunía a la elite sanjustera, pero San Justo precisaba algo más y así fue que en abril de 1921, hace 90 años nacía…el Huracán de San Justo, un club esencialmente de futbol y recreación en sus orígenes.

Nos cuenta Delfor, que en la casa del señor Julio Arca, junto al dueño de casa se reunieron los señores, Domingo Massolo, Eloy Laserre, Delfor Arias, Faustino Prémoli, Orestes Rossaroli, Francisco Deverech, Fernando Sosa, Luis Vázquez, Gustavo Ferrando, Alejandro Tiesso, Aurelio Nicora, Andrés Massolo, Alfredo Hours y Rodolfo Sánchez, según consta en el acta Nº 1, con el fin de constituir un Centro de Deportes, siendo designado a tal efecto el señor Gustavo Ferrando, como primer presidente. Esto fue un 5 de abril de 1921.

Solo tenían la necesidad, muchas ganas de hacerlo y una “canchita” alquilada en la manzana de Almafuerte, Catamarca, Mármol y Entre Ríos. La sede propia de Arieta 2967, antigua casona de don Gustavo Anchezar, llegaría luego de un gran esfuerzo a fines de los 40, antes de su personería jurídica, tal es así que dos huracánense de ley debieron comprometer su patrimonio como garantes y firmantes, al momento de la compra, ellos fueron Domingo Massolo y Epifanio S. Satragno. Por esos años el club ya había decidido abandonar el futbol, construyendo entonces su pileta olímpica y su cancha de pelota paleta e inicia una época de oro con el básquet desde 1950.

En cada una de las actividades deportivas que encaró, tuvo una participación destacada, futbol, natación, básquet, pelota paleta, a la que hoy se suman una decena más de actividades, su sede actual impensada en otras épocas y su campo de deportes cercano al centro cívico, un verdadero lujo. No solo desfilan en Huracán sus socios, también hacen allí su actividad física gran cantidad de escuelas de la zona, que disfrutan aquellas instalaciones, como una función social que el club tiene desde hace mucho tiempo.

huracan-2

Una vez más, Delfor nos presenta la C.Directiva de aquellos años, Juan C. Martinez, H. Barrio Olivares, E. Beovide, A. Degastaldi, E. Motta, Juan C. Heredia(presidente), y C. Ghibaudi. (1971)

A todos los antiguos directivos , a los actuales , a su presidente don Juan Carlos Mancuso y a toda su comisión directiva, a todos sus socios, felicitaciones por su 90 aniversario, en nombre de todos los sanjusteros, que alguna vez pasamos por allí y disfrutamos de sus instalaciones, gracias a la decidida capacidad de todos ellos por hacer de aquel modesto club, ese fantástico Centro de Deportes que hoy es.

¡¡ Felicidades¡¡

Bibliografía : Huracán Bodas de Oro. Delfor Soto.

Foto: Gentileza Familia Seoane-Falcone( Hija de uno de los jugadores)

Por Adolfo “Fito” Correa.

Don Bosco: el antiguo Camino de Burgos.

Miércoles, 23 de Marzo de 2011

Don Bosco

La actual calle Don Bosco, limite de nuestro distrito matancero con el de Morón, lo es desde 1812. En realidad la delimitación de los distritos tuvo un largo trámite, hasta que en aquel año, por razones de” mejor administración”, se conviene en que la divisoria sería…”el antiguo Camino de Burgos” (Mapa A.H.de la Pcia. de BSAS).

Un antiguo camino de épocas coloniales, de los que cobraban nombre de acuerdo a los propietarios de tierras, fueron caminos de transporte de mercaderías, de arrieros de tropas, que conectaban con Caminos Reales. Fue conocido por años de este modo, y con el simple nombre de Deslinde. En el año 1939, mediante la Ordenanza Nº 542, se produjo un masivo cambio en la nomenclatura de calles en La Matanza, y allí es mencionado de ese modo y dice…” La calle antes Deslinde, ahora será llamada Ramos Mejía”, y así fue hasta el año 1950.

Villa Mazzarello

Allá por año 1938, se instala en la zona, en antiguas tierras de la familia Anchezar, una escuela agrícola de las Hermanas de la Congregación María Auxiliadora.

La presencia de esta actividad, promovió el paulatino poblamiento del lugar, al punto de que en 1950, el H.C.D. del Municipio de La Matanza, sanciona una ordenanza, creando en ese poblado, la Villa Mazzarello, comprendida por los límites de, Camino de Cintura, Cristiania, Ramos Mejía y Venezuela, por aquel tiempo también, se cambió el nombre de la calle en cuestión, pasándose a llamar desde entonces, Avenida Don Bosco.

Este acto se realizó un 5 de noviembre de 1950, con la presencia del Intendente de La Matanza Sr. José León Larre (foto), junto a autoridades del distrito de Morón, autoridades eclesiásticas y numerosos vecinos, según se aprecia en ambas fotografías. Este año se cumplirán los 60 años de aquel día en que nacía la Villa Mazzarello, y en que aquel antiguo Camino de Burgos, encontraba su nombre actual, de Avenida Don Bosco.


Bibliografía: Tu Historia, Mi historia, Nuestra Historia

Fotos:  María Silvia Farinati de Paz. 1998

Por Adolfo “Fito” Correa.

¡¡ Una Perlita…La línea Nº 5¡¡

Miércoles, 9 de Marzo de 2011

colectivo

Los barrios de La Matanza, crecieron, entre los años 40 al 60 de manera impetuosa y hasta caótica. Las necesidades de los nuevos vecinos eran de todo tipo, sobre todo en el área de los servicios que de ninguna manera fueron previstos en aquellos nuevos barrios que crecían por doquier, radicando de manera espontanea miles y miles de nuevos habitantes, en sitios que hasta no hace tanto, eran quintas luego parceladas, loteadas y ocupadas de inmediato, con humildes viviendas, mientras se iban construyendo, paulatinamente mejores construcciones.

A la par de esas mejoras particulares, también surgía la necesidad de pavimentos y transportes. Durante años, el nuevo Barrio Marina y Villa Luzuriaga, se mantuvieron íntimamente desconectados de San Justo, por falta de pavimentos, solo se accedía de uno a otro lugar, a través del Camino de Cintura o desde Ramos Mejía, pero no tenían conexión entre sí.

Es así que Barrio Marina y la Villa, eran cubiertas por colectivos de la Empresa La Cabaña y San Justo tuvo varias, sobre todo, la 96.

A principios de los años 60, finalmente se cumplió el anhelado sueño.

De la pavimentación de la calle Buenos Aires por entonces, Dr. Ignacio Arieta desde 1964, uniendo la Avenida Catamarca de San Justo con la calle Bermúdez del Barrio Marina, con lo que aquellos dos vecindarios quedaban definitivamente comunicados.

La iniciativa particular no se hizo esperar y al poco tiempo surge, fruto del emprendimiento de la familia Figueredo, una línea de colectivos con 5 viejas unidades, pintadas de marrón oscuro y a causa de su número de unidades, fue designada, como…Línea 5. Recorría toda la calle Buenos Aires, desde Villa Luzuriaga, hasta la Textil Oeste de San Justo (Foto), con singular éxito.

En verdad, no duró mucho tiempo, apenas un par de años. Merced a las dificultades de la empresa familiar y a la presión de la Empresa La Cabaña por insertarse en San Justo. Finalmente aquellos se quedarían con el emprendimiento, que se denominaría desde entonces Línea 623, con los colores azul y amarillo que eran la característica de esa empresa.

Según algunos datos de nuestro amigo A. Scartaccini, durante algún tiempo siguió funcionando con su original razón social.

Finalmente La Cabaña, afirmada en su inserción en San Justo, desplegaría un ramillete de ramales que conectan de manera increíble distintos barrios matanceros entre sí y con la Capital Federal. Sin embargo no podemos olvidar que sus inicios en San Justo, fueron a través de adquirir aquel humilde emprendimiento de la familia Figueredo, que estaría cumpliendo su cincuentenario, y a quienes aquí recordamos con el afecto de siempre. Gracias.

-Datos aportados por Flia. Figueredo

-Museo Virtual del Transporte.

-Foto: Flia. Figueredo. Archivo CEHLAM

-Por: Adolfo “Fito” Correa.

Reconocimiento del CEHLAM

Viernes, 4 de Marzo de 2011

El Centro de Estudios Históricos de La Matanza (CEHLAM) recibió el reconocimiento de la Dirección Provincial de Personas Jurídicas bajo la resolución 0774 del 24 de febrero de 2011.

El CEHLAM viene trabajando desde el año  2008 en busca del rescate histórico de La Matanza y después de la resolución del organismo provincial se ha convertido en una asociación civil sin fines de lucro bajo el numero de  matrícula Nº 36845.

En la asamblea constitutiva realizada en noviembre pasado los socios del CEHLAM eligieron a las autoridades que regirán los destinos de la institución por los próximos dos años:

Presidente: Angel Recine

Vicepresidente: Miguel Angel Echeverría

Secretario: Alejandro Enrique

Tesorero: Nelson Cevallos

Vocal 1º: Adolfo Correa

Vocal 2º: Rubén Ferreiro

Vocal 3º: Carlos Chocobar

Vocal Suplente: Francisco Lamanna

Vocal Suplente: Silvia Mielnicki

Revisor Cuentas: Pedro Avila

Revisor Cuentas: Mario Bonetti

Revisor Cuentas: Carmelo Bonetti

Entre los objetivos del CEHLAM se encuentra, entre otros, La creación de una Biblioteca, el Museo y Archivo Historico y la preservación del patrimonio histórico, a nivel municipal, provincial y nacional.

Integrantes

Foto de los integrantes del Centro de Estudios Historicos de La Matanza en el dia de la Asamblea.

Contactos

Presidencia presidencia@cehlam.com.ar

Secretaria secretaria@cehlam.com.ar

Informes y Prensa info@cehlam.com.ar

www.cehlam.com.ar

Sede Social Villegas 2193 Piso 1 of D

San Justo cp 1754  La Matanza