Archivo de Marzo de 2009

Jóvenes matanceros de la década del 60.

Jueves, 26 de Marzo de 2009

pedrito

A mediados de la década del 60, en uno de los predios de la estación de San Justo, se procedió a realizar un playón con piso de concreto. En ese mismo lugar, sobre la calle Villegas, se encuentra hoy afincado un corralón y depósito de materiales.

Por aquel entonces los jóvenes del lugar tenían ciertos divertimientos, los que no incluían el alcohol, pero si actividades generadoras de adrenalina.

En la imagen vemos a un grupo de estos jóvenes rindiéndole un saludo militar a un par de avioncitos a motor estrellados en el recientemente fraguado playón de concreto del ferrocarril. Entre estos jóvenes podemos destacar a Pedro Dufau, nacido y criado en San Justo. Lo podemos ver en segundo lugar de derecha a izquierda.

Con el devenir del tiempo Pedro Dufau (1946-1999), Pedrito para los amigos, llego a ser Diputado Nacional por la UCR. Hoy podemos ver una plazoleta dedicada a su nombre en la esquina de Almafuerte e Hipólito Yrigoyen, frente al Banco Provincia de San Justo. Su padre fue el dueño de una de las casas de deporte más conocidas de San Justo, se llamaba “La Lola” y estaba ubicada en la esquina de Arieta y Mendoza.

Por Rubén Omar Ferreiro

Almirante Brown y sus plateas preferenciales.

Jueves, 26 de Marzo de 2009

alte-brown-web

Corría la década del 50 Y el Club Almirante Brown, luego de su peregrinar por distintos lugares, emplaza su cancha de futbol en un predio ubicado en  la calle Matheu y Almafuerte de la localidad de San Justo. Allí permaneció por algunos años hasta que se estableció en forma definitiva en la localidad de Isidro Casanova.

En la foto podemos apreciar a socios y simpatizantes presenciando uno de los encuentros de Almirante Brown. La imagen captada muestra la zona de plateas preferenciales. Se destaca el alambrado NO olímpico y el respeto de los presentes, lo que permitía llevar a la familia a disfrutar de un encuentro futbolístico del domingo sin sobresaltos. Puede verse al autor de esta nota tomado del alambrado con su mano derecha.

Por Rubén Omar Ferreiro

Johny el Sodero

Jueves, 26 de Marzo de 2009

Audio de la entrevista a Johny.johny-web1

El personaje que hoy nos convoca nació allá por el año 1929, se llama Juan Carlos Martín, pero más conocido como “Johny”. Con sus 80 años y una memoria prodigiosa nos cuenta anécdotas e historias que hacían a la vida cotidiana de San Justo.

En su devenir por la vida sanjusteña hizo de todo un poco, pero una de las actividades que lo hizo recorrer todo el pueblo fue su oficio de repartidor de soda, con su chata tirada a caballos y luego con su tractorcito, nos traía las sodas desde la fábrica que estaba en la calle Almafuerte 2967.

Johny el sodero, como todos lo conocíamos, era uno de los mayores simpatizantes del club Almirante Brown desde sus comienzos o como él se define “hincha ferviente”, pasión que en algún momento lo llevo a “vacacionar” 30 días en la comisaría de San Justo por desorden en la cancha, junto a uno de los Crovara, durante uno de los partidos de Almirante en el año 1956. Por aquel entonces los encuentros se disputaban en la cancha que el club tenía en la calle Matheu y Almafuerte de San Justo.

Durante mi “estadía” en la comisaría, Yiyo Satragno no nos hacía faltar nada, nos traía todos los días dos latas de 20 litros con achuras para el asado, los que más comían eran los milicos. Pero como yo en ese entonces vivía atrás de la comisaría el oficial me dejaba ir a la noche a mi casa.

En la foto lo vemos conduciendo un tranvía tirado a caballos y estacionado frente a la Catedral de San Justo allá por la década del 50. Se puede apreciar el antiguo empedrado que decoraba la calle Buenos Aires, hoy Arieta, al igual que  alguna de las principales calles del lugar.

 

Por Rubén Omar Ferreiro

Aldo Bonzi: Las tierras de don Lino Lagos

Jueves, 26 de Marzo de 2009

bonzi1

Una imagen de pioneros, vendedor y compradores de aquel primer loteo de 1908, que diera origen al pueblo de Aldo Bonzi, fundado un 25 de mayo de 1911, son aquí retratados por “Caras y Caretas” de febrero de 1914.

 

Don Aldo Bonzi, un inmigrante italiano, nacido en Turín en 1852, doctor en leyes, llega a nuestros pagos en 1896. Dedicado aquí a una intensa actividad comercial, es parte del Consejo Directivo de la Cámara Italiana de Comercio. Sería por aquellos primeros años del siglo XX, que compraría las tierras del Bonzi de hoy, a un tal señor Carminotti y que  no eran otras, sino las antiguas tierras de don Lino Lagos, un personaje liminar del siglo XIX de nuestro  pago matancero.

 

Don Aldo Bonzi, para 1908, decide la donación de las parcelas necesarias para la instalación de la estación ferroviaria, a la firma inglesa “Midland”, dando de ese modo el puntapié inicial para la formación del barrio. Algunos años después, para 1918, dona 7 lotes para la erección de una Capilla, Casa Parroquial y escuela, hoy Parroquia de Nuestra Señora de las Gracias.

 

Los que vinieron luego, harían el resto hasta el Bonzi actual. A través de su página Web podemos ver con mucho gusto que no se olvidan de los pioneros, ni de aquel buque “Orione” que nos trajera a don Aldo de su Italia natal, donde volvería años después, para su descanso final un 1 de mayo de 1935. A todos Gracias.

 

Por Adolfo “Fito” Correa

Don Justo Villegas y doña Salome Cascallares de Villegas

Domingo, 22 de Marzo de 2009

justo-villegas

Estas dos imágenes pertenecen a don Justo Villegas y a su esposa doña Salome Cascallares, fueron realizadas en 1830 por el  artista plástico Carlos Enrique Pellegrini. (1800-1875)

  

Las medidas de estos retratos es de 34 x 24 cm. y ambas se  encuentran en el Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco, que cubre historia del siglo XIX.

  

Don Justo Villegas, fallecido en noviembre de 1850, no pudo participar personalmente del acta de donación de sus tierras para la fundación de San Justo, cabecera del distrito de La Matanza.  Sin embargo, doña Salomé, fue participe de aquella donación ya que ella falleció el 23 de marzo de 1862.

  

Al fallecimiento de su madre sus hijos donaron estos cuadros, que se exhiben con la leyenda…” Sus hijos dedican este recuerdo a la memoria de tan buena madre…”

  

La familia Villegas, no solo donó los terrenos para la instalación del pueblo, también donaron los terrenos para la construcción de la hoy Catedral de San Justo, más la suma de 20 mil pesos de la época, a condición de que, entre los vecinos se recolecte una suma igual. Como una paradoja, en el año de la muerte de doña Salomé, 1862, era declarado Parroquia nuestro templo mayor con diferencia de 7 meses. El homenaje para ellos.

 

Por Adolfo “Fito” Correa